“La mayoría de los dominicanos está en ‘el mercadeo’”

  • El abogado Pedro Julio Angustia Morbán reflexiona sobre la vida de Juan Pablo Duarte al aproximarse otro aniversario de su natalicio
$!“La mayoría de los dominicanos está en ‘el mercadeo’”
Pedro Julio Angustia Morbán.

El abogado Pedro Julio Angustia Morbán (Chichao) llega a Diario Libre con un cartel del patricio Juan Pablo Duarte y dos pequeños libros sobre la vida del prócer. Ya tiene 72 años y prosigue con su empeño de exaltar la figura del fundador de la República en medio de una sociedad que él define como inmersa en el mercadeo.

“La mayoría de los dominicanos está en ‘el mercadeo’. ‘El mercadeo’ es la venta, el beneficio, el lucro. Yo simplemente soy un duartiano observador de la conducta social”, dice Angustia al preguntarle si considera que el dominicano de hoy valora el esfuerzo de Duarte.

Duarte nació el 26 de enero de 1813 en la Ciudad Colonial. Es considerado uno de los tres padres de la patria por ser ideólogo y fundador de la República Dominicana.

La fecha de su nacimiento marca el comienzo de las celebraciones del Mes de la Patria, que se extienden hasta el 27 de febrero, Día de la Independencia Nacional.

“Duarte hizo de su vida una solemnidad: creer en el país, fundar una República y hacer una soberanía. Los principios duartianos son los principios del desarrollo de una sociedad, comenzando con la familia. Duarte creyó siempre en la familia, en el joven, por eso hizo La Trinitaria y La Filantrópica”, dice Angustia.

Enfatiza en que “el maestro y el médico dominicano” necesitan “regresar al servicio duartiano, al servicio de la vocación de servirle a los ciudadanos de una forma probada, abierta y con conocimiento técnico”.

Agrega que Duarte “creía en que el país tenía que tener directrices abiertas, democráticas, con una soberanía sumamente fundada en la creencia de la dominicanidad, llámese territorio nacional”.

“El territorio nacional para Duarte era más que su vida, más que su pensamiento, porque creía de una forma objetiva en hacer del país una identidad eterna”, afirma.

Angustia Morbán tiene tres hijos y siete nietos. Es colaborador del Instituto Duartiano y ha sido de los fundadores de clubes culturales. Al preguntarle si una vez que su generación desaparezca, habrá personas que sigan promoviendo las figuras y fechas históricas con ese mismo ímpetu, él responde que esa responsabilidad recae en los maestros, en las escuelas, colegios, sindicatos, alcaldes... “Es un problema central que también necesita el apoyo mayor del Gobierno que dirige el país”, dice.

“(Promover a Duarte) es mi vida, es mi anhelo, es mi devoción”, concluye.

20200123 https://www.

+ Leídas

  • Diario Libre